Purificación de la salmuera

Cloro-álcali-electrólisis


Dependencia de la velocidad del sonido con la concentración de NaCl

La electrólisis cloroalcalina es uno de los procesos más importantes de la industria química. En este proceso se producen los materiales básicos más importantes, el cloro y la sosa cáustica. En la actualidad, se distinguen dos procesos: el de membrana y el de diafragma.
El producto de partida de la electrólisis cloroalcalina es el cloruro de sodio (NaCl, salmuera). El proceso más barato para la producción de salmuera es la lixiviación de los depósitos de sal gema en las minas. La salmuera así obtenida puede ser transportada por tuberías hasta su destino.

 

 

 

 

 

 

 

Uso de LiquiSonic® para la electrólisis de cloro-álcali

La salmuera extraída de las minas se transporta a su destino por barco, ferrocarril o tuberías especiales, donde se disuelve en grandes recipientes de disolución que contienen agua caliente. La salmuera cruda contiene impurezas mecánicas y sales de calcio o magnesio que obstruyen los finos poros del diafragma o la membrana durante la electrólisis. Por ello, estas impurezas se precipitan en tanques agitados (recipientes de disolución) añadiendo una solución de hidróxido de sodio (NaOH).
Tras la precipitación, las impurezas se separan mediante un filtro de presión. La pureza de la concentración de salmuera es de especial importancia para la posterior electrólisis. El sistema de medición LiquiSonic®garantiza una determinación muy precisa de la concentración de salmuera en cualquier momento.

 

Ventajas de controlar la purificación de salmuera con LiquiSonic®.

La medición continua de la concentración directamente en el proceso reduce las costosas mediciones de laboratorio:

  • Ahorro de tiempo: aprox. 1 h al día
  • Tiempo de amortización: < 12 meses

La determinación exacta de la pureza de la salmuera mediante la tecnología de medición LiquiSonic® permite optimizar los siguientes aspectos:

  • Vida útil de la membrana
  • Ahorro de energía eléctrica (electrólisis)
  • Aumento del rendimiento de todo el proceso
  • Reducción del consumo de agua o vapor (al disolver la sal)


Instalación en el proceso de electrólisis

Los sensores LiquiSonic® 30 se instalan en las líneas principales DN80 después del recipiente de disolución o del filtro de presión.

Rango de concentración de NaCl: 0 a 30 m%.
Rango de temperatura: de 0 a 100 °C

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descargar la electrólisis cloro-álcali


Purificación de la salmuera

Informe de aplicación

Purificación de la salmuera